jueves, 17 de marzo de 2011

HABILIDADES LABORALES

Para desarrollar un buen trabajo, debemos tener una serie de habilidades para podernos enfrentar a nuestro trabajo.

Autoconocimiento:

Conocer mejor nuestro ser, carácter, fortalezas, oportunidades, actitudes, valores, gustos y disgustos. Conocerse a sí mismo también significa construir sentidos acerca de nosotros mismos, de las demás personas y del mundo en que vivimos.

Empatía:

“Ponerse en la piel” de la otra persona para comprenderla mejor y responder de forma solidaria, de acuerdo con las circunstancias.

Comunicación asertiva:

Expresar con claridad, y en forma apropiada al contexto y la cultura, lo que se siente, piensa o necesita.

Relaciones interpersonales:

Establecer y conservar relaciones interpersonales significativas, así como ser capaz de terminar aquellas que impiden el crecimiento personal.

Toma de decisiones

Evaluar distintas alternativas, teniendo en cuenta necesidades, criterios y las consecuencias de las decisiones, no sólo en la vida propia sino también en la ajena.

Solución de problemas y conflictos

Manejar los problemas y conflictos de la vida diaria de forma flexible y creativa, identificando en ellos oportunidades de cambio y crecimiento personal y social.

Pensamiento creativo

Usar la razón y la “pasión” (emociones, sentimientos, intuición, fantasías e instintos, entre otros) para ver las cosas desde perspectivas diferentes, que permitan inventar, crear y emprender con originalidad.

Pensamiento crítico

Analizar con objetividad experiencias e información y ser capaz de llegar a conclusiones propias sobre la realidad. La persona crítica se pregunta, investiga y no acepta las cosas en forma crédula.

Manejo de emociones y sentimientos

Propone aprender a navegar en el mundo de las emociones y sentimientos, logrando mayor “sintonía” con el propio mundo afectivo y el de las demás personas. Esto enriquece la vida personal y las relaciones interpersonales.

Manejo de tensiones y estrés

Identificar oportunamente las fuentes de tensión y estrés en la vida cotidiana, saber reconocer sus distintas manifestaciones y encontrar maneras para eliminarlas o contrarrestarlas de manera saludable.

3 comentarios:

Manel dijo...

HOLA CRISTINA.- DESDE LUEGO NOS DAS UNA VERDADERA LECCION DEL ASUNTO LABORAL, PERO COMO YA SABES ESTE NO ES MI CASO Y POCO PUEDO APROVECHAR DE TU MAGNIFICA EXPOSICION.
YO LO QUE PENSABA Y QUERIA SABER ES COMO TE VA EL EMPLEO QUE HABIAS CONSEGUIDO HACE UNOS DIAS. EXPLICANOS ALGO POR FAVOR.
UN ABRAZO.

Albert Ventura (el vaca) dijo...

Hola Cristina. Lo que realmente me llama la atención es aplicar toda ésta teoría laboral a la vida diaria y cotidiana. A las relaciones interpersonales. Un beso y un abrazo.

Sara Izquierdo dijo...

Bajo mi punto de vista, también es necesario tener una buena formación
Saludos:)